lunes, 5 de marzo de 2012

RACISTAS!!!! QUE SOIS UNOS RACISTAS.


Rocían con gasolina y prenden fuego a un niño de 13 años sólo “por ser blanco”



“Tienes lo que te mereces, blanquito”.
Eso fue lo último que escuchó el hijo de Melissa Coon, de 13 años, antes de que dos adolescentes de raza negra le rociasen con gasolina y le prendiesen fuego frente a la puerta de su casa a las afueras de Kansas City (Missouri, EEUU) cuando volvía del colegio.
Según las investigaciones, momento antes del asalto racista, la víctima se percató de que había dos personas siguiéndole. Echó a correr en un intento por librarse de sus perseguidores y consiguió llegar al porche de su domicilio, pero fue incapaz de abrir la puerta antes de que se consumase la agresión.
“Uno de los chicos le echó la gasolina por encima y el otro la prendió con un mechero”, explicó a la cadena de televisión local KMBC la madre del niño afectado, que instintivamente consiguió apagar las llamas con su propia camiseta. Además, a pesar de la gravedad de las heridas, fue capaz de avisar a su padre y a los servicios de emergencias. La víctima, de la que se ha preferido mantener su identidad en el anonimato, fue trasladada a un hospital local con quemaduras de primer grado en la cara y las manos. Su vida no corre peligro, aunque el periodo de recuperación será largo y necesitará de varias operaciones.

El detective Stacey Taylor, portavoz del Departamento de Policía de Kansas City, ha explicado que la mayor preocupación de los médicos se centra en la evolución de los ojos y los pulmones del niño. Melissa Coon y su familia tienen miedo de que la agresión se pueda repetir. Además, tienen que lidiar con los daños psicológicos derivados del ataque. “Después de la agresión, mi hijo de cinco años me preguntó: ‘mamá, ¿me van a prender fuego hoy?’”, recuerda Coon entre lágrimas.

 Incremento de los crímenes racistas
 El pasado mes de noviembre, la oficina del Fiscal General de EEUU para los derechos civiles reveló que los delitos relacionados con las diferencias raciales estaban peligrosamente al alza en el país. Thomas Perez, portavoz de la oficina perteneciente al Departamento de Justicia, explicó en comparecencia de prensa que “nuestra labor se está multiplicando debido a la ola de intolerancia que recorre el país” y reconoció que “durante el último año hemos participado en más casos que durante toda la década anterior”.