lunes, 17 de septiembre de 2007

La rebelión de los monjes




Marea roja. Miles de monjes budistas marchan por las calles de Rangún. Son parte de las 300.000 personas, en su mayoría religiosos budistas, que han participado en varias ciudades de Myanmar (antigua Birmania) en la mayor protesta contra la junta militar que gobierna el país. Piden la reducción de los precios y el cese de violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades.











domingo, 9 de septiembre de 2007

Lo EroticO. B/N








Producen el primer gato de Schrödinger óptico

Producen el primer gato de Schrödinger óptico

Pues eso, que es la lexxxxxxxe, no se muy bien de lo que hablan de cosas extrañas desde luego, pero lo poco que alcanza mi mente felina, me dice que : WWWWWOOOOWWWWWWWWW.........mirrimiauuuuuuuu, definitivamente no todos son de este mundo.

NiñoS FeraleS... ...AdultoS LocoS.

Cuando me encuentro con cosas como estas, realidades de la mente... ... Pienso en que la seleccion natural en los humanos, esta fallando, creo que en algun lado de nuestra evolucion, hemos patinado y hemos traducidos las palabras a nuestro antojo, creando monstruos, ninguna otra especie es tan retorcida y cruel como la nuestra, no somos mas inteligentes, NO, somos depredadores, crueles.

When I am with things like these, realities of the mind… … I think about that the natural selection in the humans, this failing, I believe that in some side of our evolution, we have slid and we translated the words to our ill, creating monsters, no other species so is twisted and cruel as ours, we are not but intelligent, NO, we are predators, cruel.


Genie (fotografía de la izquierda) es el nombre que le dieron las autoridades de California a una niña descubierta en un suburbio de Los Ángeles en 1970. Se trata de un claro ejemplo de lo que en psicología se denomina niños ferales o salvajes, es decir, niños aislados, confinados o criados por animales que suelen tener un desarrollo cerebral diferente al de las demás personas. Su historia es terriblemente dramática y conmovedora.



Genie nació el 18 de abril de 1957. Vivía con sus padres, Irene y Clark Wiley, y su hermano mayor, John. La madre tenía una ceguera bastante avanzada debido a las cataratas que sufría y a su retina desprendida. Clark era un hombre violento y depresivo que pegaba frecuentemente a su esposa


Genie nació normal físicamente pero comenzó a hablar un poco tarde, a partir de los 20 meses. Un médico familiar consideró que quizás la niña tuviese un posible retraso mental. Clark, temiendo que las autoridades le quitaran a su hija, decidió recluirla en la casa.
Hasta los 13 años, Genie sólo tuvo contacto con su padre. Permanecía encerrada en su cuarto, vestida únicamente con un pañal y atada a una silla-orinal (”potty chair” o silla entrenadora). De noche, el padre la ataba y la dejaba en una jaula hecha de alambre y madera, dentro de una bolsa de dormir. A veces se le olvidaba hacerlo y la niña pasaba la noche en la silla sin abrigo. No podía emitir ningún sonido. Si lo hacía, Clark la golpeaba o la asustaba. Genie no sabía comer ni ir al baño por sí sola. Los alimentos (comida de bebé, cereales y huevos cocidos) se los daba el padre. El cuarto de Genie, sin juguetes ni adornos, tenía las ventanas tapadas, sólo había un pequeño hueco en la parte superior de los cristales. La niña, durante 13 años, podía ver exclusivamente 5 centímetros de cielo y parte de la casa del vecino.





La madre y el hermano permanecían también recluidos en la vivienda. Su vida era un poco más tolerable porque el padre les permitía salir de vez en cuando. Cuando Clark les prohibía la salida, se sentaba con una pistola cargada para vigilarlos.
En 1970, Irene consiguió escapar con sus hijos. Buscó ayuda del Estado, acudiendo a una oficina de beneficencia. La trabajadora social que la atendió pensó que la niña que la acompañaba era autista y que tendría unos siete años. Cuando descubrió la verdadera edad, llamó a un supervisor y dieron aviso a la Policía. Los padres fueron acusados de negligencia y maltrato infantil, pero pronto se descubrió que el principal responsable era el padre, quien, poco antes de comenzar el juicio, se suicidó.
La niña fue internada en el Children’s Hospital de Los Ángeles. Andaba de forma extraña, escupía, casi no emitía sonidos y se masturbaba en público. Los médicos comenzaron a enseñarle a vestirse sola y a responder a algunas preguntas. Los especialistas que la estudiaban no estaban de acuerdo sobre los avances que se lograrían en el comportamiento y en el lenguaje de Genie. Unos médicos opinaban que el lenguaje no es producto de la civilización sino que es innato en el ser humano y que, por tanto, podría aprenderlo. Otros, sostenían que hay cierto umbral del desarrollo en que el cerebro puede aprender tareas como el lenguaje. Cuando se supera ese tiempo, no es posible enseñarlo.
La Dra. Jeanne Butler, que recibió ayudas económicas del gobierno para estudiar a Genie, se la llevó a su casa. Intentó proporcionarle a Genie un medio ambiente agradable y familiar y no permitía visitas de parte del equipo que en un principio se ocupó de la niña. Sus detractores la acusaron de utilizar a la niña , buscando la fama a costa de ella. La doctora siempre se defendió afirmando que su interés era altruista. Lo cierto es que su petición para adoptarla legalmente fue rechazada y la niña regresó al hospital. No mejoró de esta manera la situación de la pobre Genie, que volvió a estar rodeada de un equipo de terapeutas que la consideraban más un objeto de estudio que un ser humano.
Posteriormente, David Rigler y su esposa Marilyn se hicieron cargo de la pequeña. Permaneció con ellos cuatro años. Durante este tiempo, la niña aprendió a sonreír, lo básico del lenguaje de señas, algunas frases cortas y a hacer dibujos sencillos.
Pero en 1974 se suspendió el presupuesto que la Asociación de Salud Mental de los Estados Unidos destinaba a Genie. La asociación estimó innecesario continuar con la investigación cuya importancia científica le resultaba dudosa. Los Rigler, sin ayudas económicas y presionados por la Dra. Butler que los acusaba de haber ocasionado una involución en Genie, abandonaron su custodia en 1975. No obstante, este matrimonio consiguió que dijera frases cortas como “tienda comprar puré manzana”.
Genie, después de un juicio, fue entregada a su madre, que se había operado la vista. Ésta pronto se dio cuenta de que le resultaba muy difícil cuidar a su hija y la dio en adopción. Genie pasó por seis familias adoptivas diferentes. Algunas de ellas la maltrataron y experimentó regresiones. En uno de estos hogares, después de ser duramente castigada por vomitar, dejó de hablar porque tenía miedo de abrir la boca.
Debido a una orden judicial, que protege su intimidad, se sabe poco de Genie en la actualidad. Sí ha llegado a conocerse que se encuentra en una institución de California llamada San Gabriel/Pomona Valleys Foundation, que se dedica al cuidado de adultos con retraso mental, autismo, parálisis cerebral o epilepsia.




Sobre la dramática historia de esta niña, Russ Rymer ha escrito tres libros titulados: “Genie: A Scientific Tragedy”, “Genie: An Abused Child’s Flight from Silence” y “Genie: Escape from a Silent Childhood”. Otro libro (“Savage Girls and Wild Boys: A History of Feral Children” de Michael Newton) dedicado a los niños ferales le dedica a Genie un capítulo. También se hizo una película en 2001 llamada Mockingbird Don’t Sing.
Estos estudios sobre niños salvajes son una oportunidad que brinda la vida para hacer un tipo de investigaciones que de otra manera no serían éticas (no se puede encerrar un niño para estudiar su desarrollo psicosocial, psicomotor…). Estas investigaciones evidenciaron una nueva realidad en los estudios de psicología evolutiva: hasta entonces se creía que existían unos periodos críticos de aprendizaje del desarrollo cognitivo, unas etapas de tiempo que, una vez transcurridas, no tenían vuelta atrás; y los estudios demostraron que, más que de periodos críticos transcurridos los cuales ya no se podía producir el aprendizaje, había que hablar de periodos sensibles, es decir, lapsos temporales en los que el ser humano tiene más facilidad para adquirir determinadas habilidades cognitivas durante su desarrollo, pero que podía seguir habiendo aprendizaje, con algunas mermas y más dificultad, eso sí, transcurridos dichos periodos sensibles. Por eso, Genie (o Víctor, el pequeño niño salvaje que inmortalizara Truffaut) fue capaz de adquirir ciertas habilidades cognitivas mucho tiempo después del momento en el que se suelen producir en niños que viven en circunstancias normales. No obstante, el desarrollo de Genie no llegó a alcanzar la plenitud a la que puede llegar un individuo cuyo ambiente social y cognitivo sea el adecuado durante su crecimiento.

AfricA AgonizA

Hace la friolera de 13 años que esto sucedía, pero desgraciadamente, en este tiempo, muy poco a cambiado en África, su agonía es cada día mas dolorosa, estas fotografías aun pasan... ... desgraciadamente seguimos mirando hacia otro lado.

África Agoniza,
y miramos a otro lado.
Esto no puede estar Pasando.................................





Esto no puede pasar en el Siglo XXI,
Donde esta Zapatero,Aznar, Bush,
Donde estan las ONG,
Donde esta la moral,
Donde la humanidad,
No hay derecho a esto :(

sábado, 8 de septiembre de 2007

Juno.

Hola Juno, llevo unos días queriendo escribir. Esta semana mientras conducía me he parado a observar la poca naturaleza que queda en los arcenes de la carretera, las plantas unas están secas y otras se están secando... ... Llega el invierno y su ciclo se termina, mueren... ... pero sus semillas ya están en la tierra, volando de aquí para allá, esperando el suelo donde dormitar todo el invierno. Siguen siendo vidas... ...
Juno la muerte es parte de la vida, verdad?
Eso era lo que no entendía, ahora veo claro que la muerte es constante en la vida, uno pasa por una experiencia y muere un poco en ella, para volver a empezar; de lo que se era antes ya no queda nada... ...
La vida es una continua muerte y la muerte es un ciclo que comienza.

Ni tu, ni yo jamás seremos las mismas, no habremos cambiado quizás, pero todo se relativiza y ya NO es importante lo que antes era indispensable… …

Cambian los fractales… …. Irremediablemente se es de la misma especie pero mutada.
Se que tu me entiendes porque ya no perteneces a este mundo.
Sea como fuese que volvieras, ya no serás esa Juno… …

Ni siquiera se tu nombre real, pero que mas da, nuestro nombre como la muerte se nos impone sin mas, así que mi teoría es que los que andamos por este mundo virtual, nuestro nick dice mucho de nosotros, es como el disfraz que te protege y que a la vez te identifica en lo mas profundo, en lo que escondemos…

Tengo esa fría sensación de que no nos volveremos a leer mas, Juno.


Me gustaría, desde lo mas profundo de mi alma, que sea en ti lo mejor, se que el sufrimiento de tu enfermedad es mucho, si as viajado fuera es porque es importante y el tratamiento también es muy serio, el cáncer es una muy dura enfermedad, y desearte algo concreto me es imposible, solo deseo que no sufras innecesariamente, que no te utilicen médicamente, que te sea soportable el tratamiento, que tus seres queridos te arropen con su cariño y su paciencia.

Si a de ser que sea, rápido y dulce. Como cuando la flor esta ya seca y preparada y en una suave brisa suelta sus semillas y se deja caer, para terminar su ciclo.

Gracias Juno, por enseñarme el significado de la palabra elegancia, as sido la mujer más elegante que he conocido, y además con clases practicas, te reitero mi agradecimiento.

viernes, 7 de septiembre de 2007

ParA TI mi VidA.

Para ti, mi vida:
Me duele tener que escribirte esto, tener que decidirme al fin. Pero ha sido precisamente el dolor lo que me impulsa a hacerlo. El dolor de tus miradas, de tus desdenes, de tu amor apasionado destilado con desprecio, amargo licor que nunca ha llegado a curar mis heridas.

Llegaste a mí como una brisa, y luego te convertiste en huracán. Me arrastró a tus pies el fuego de tu presencia. Me dejé caer en tus brazos... ¡que magnífica cama si no hubiesen sido las cosas como fueron!. Pronto comenzaron tus miradas grises, tus voces más altas que otras, algún empujón... Y en mí aparecieron dos mujeres en un diálogo sin fin. La una te despreciaba y la otra te adoraba...

Luego llegaron los golpes, los gritos, la posesión, el “no salgas así”, el “no me gusta que te miren”...

Me acusabas de serte infiel, cuando tu eras el único hombre que ha habido en mi vida, mi única pasión, anhelo, objetivo. Me gritabas que coqueteaba con todos... y no sabes lo que dolía, porque el que me acusases me mostraba que no me considerabas digna de tu confianza... que no era más que una mierda en tu zapato, un grano en tu culo como me decías.... pero un grano al que nunca dejarías escapar...

Tantos golpes, tantas palizas, tantas escapadas al hospital, tantas veces diciéndole a las asistentas “me caí por la escalera”, “me golpeé con el mueble”...

Por fin encontré a una amiga que prácticamente me secuestró de tu lado. No te diré quien es ni donde estoy, porque quiero antes contarte que ha sido de mi vida en estos tres meses que no nos hemos visto.

He de contarte que la cosa comenzó con la última paliza que me diste. Si, por si no lo sabes tenía dos costillas rotas, la clavícula, desviación de mandíbula.. y un sinfín de cosas más.

Esta vez, no se por qué, decidí ponerte una denuncia. Fue mi amiga la que me animó, la que me dijo que no podía seguir así... Y te denuncié. Ya lo sabrás: malos tratos, amenazas, vejaciones y violación... espero que no pases demasiado tiempo en la cárcel... aunque lo cierto es que espero que si lo hagas...

Esa amiga fue la que me animó a ponerte una denuncia sin decirte nada y, cuando llegué a casa, dado que tu estabas durmiendo borracho, cogí tu cartera.

Siento haberlo hecho, te he dejado sin documentación, pero dado que hace tiempo que me quitaste mis tarjetas de crédito y mi cuenta bancaria estaba a cero porque decidiste comprarte el passat... pues supuse que sería justo sacarte del cajero 1800 euros (para pasar la noche mi amiga y yo) y al día siguiente dejarte tus dos cuentas bancarias con 3,85 euros (para que te puedas tomar un cafelillo, ya sabes) Por cierto, también vendí tus acciones... ¡te agradezco tanto que me pusieses como autorizada en tus cuentas!

Esa noche la pasé en un hotelito donde no me gastase mucho... a fin de cuentas era tu dinero. Por eso me fui al Ritch. Pero me pareció muy caro, así que al día siguiente decidí comprar un paquete de 15 días a Punta Cana que, como era con todo incluido, nos salía más barato a mi amiga y a mí.

He de decir que fue un viaje estupendo, y me quité de encima el peso de que me hubieses estando acusando de infidelidad durante todos estos años. Es que conocí a un chico estupendo, Paolo. Es un mulato de 180 de altura, 150 de ancho de hombros y 25 de largo. Lo cierto es que en aquellos 15 días Paolo me enseño muchas cosas, y de hecho me presentó a algunos buenos amigos suyos que me hacían pasar estupendos ratos. Eso sí, espero que no te importe pero, como la economía de los nativos no está muy bien, les invité a unas cuantas cosas... Ah, y a Paolo me lo traje a España. Estoy seguro que te hubiese encantado prestarle tu ropa, pero es que cuando se la probó le quedaba muy estrecha de espalda y muy ancha de cintura... pero se aprecia el detalle. Tampoco ha podido usar tus puros porque no fuma, ni tus wiskis de 15 años porque no bebe...claro, pobrecito, con 25 años que tiene no va a darle a esos vicios. De hecho, creo que él solo tiene un vicio....

Cuando llegué a españa... bueno, tenías que haberme visto: estaba más delgada, más morena, más relajada... vamos, guapísima. Entonces ví que mi cuerpo tiene bastante potencial, así que decidí hacerme un implante de senos y una rinoplastia. Ya sabes que yo soy muy insegura, pero a Paolo le encanta. Te agradezco tantísimo que hayas pagado todos estos “lujitos” que me he dado...

Me apenó mucho que estuvieses ya en prisión cuando volví. Eran tantos tus recuerdos en la casa.... que la vendí y me compré un pisito en la costa, que a Paolo le sienta muy bien el bañador Tanga. No es gran cosa, pero como también vendí el cortijo que tenías en el pueblo, pues también he montado un negocio para iniciar mi nueva vida, junto a Paolo (y sus amigos, que él es muy amigo de sus amigos, tendrías que ver lo buenos amigos que son, tan jovencitos y tan prietos, compartiéndolo todo) A Paolo le he dado así un puesto de trabajo y sacamos un dinerito muy considerable al mes.

En cuanto al Passat, como lo habías puesto a mi nombre para poder defraudar a hacienda... he supuesto que no te importaría que me lo llevase. Si lo quieres, de todos modos, házmelo saber, porque con los beneficios del negocio me he comprado un Mercedes descapotable, que para ir por la playa viene muy bien, y el Passat lo tengo solo para los paseos al club de golf...

Me apena saber que te han condenado a tantos años de cárcel. Tranquilo cariño, que se pasan enseguida. Fíjate en mí, pasé 15 años encerrada contigo y lo bien que estoy ahora...

En cuanto a tu madre... cuanto lo siento, como vivía con nosotros y no le hizo mucha gracia que te hubiese denunciado... decidí mandarla a un asilo en Tarragona. Siiii, ya se que Tarragona está un poquito lejos de Huelva, pero bueno, eso te coges el tren y en 9 horas estás allí para verla.

He de decirte que gracias a esta experiencia vital que he tenido en estos seis meses he aprendido muchas cosas:
1. No es verdad que yo fuese una mierda
2. Lo cierto es que tu eres un mierda (te lo digo con cariño)
3. No es cierto que yo no sirviese para nada y no pudiese vivir sin ti
4. Lo cierto es que no me va demasiado mal sin ti (espero que a ti también te vaya bien)
5. No es cierto que tengas derecho a golpearme porque eres el hombre
6. Lo cierto es que eres bastante poco hombre (muy poquito si te comparo con Paolo)
7. No es cierto que fueses celoso porque me querías
8. Lo cierto es que tenías razón, yo podía estar con otro hombre en cualquier momento (y oye, es increíble lo que se disfruta)
9. Es cieto que yo era imbécil, por estar a tu lado
10. No es cierto que fueses atractivo (perdona que te lo diga, pero comparado con mi Paolo...)
11. No es cierto que el hombre como el Oso cuanto más pelo más hermoso
12. Lo cierto es que el pelo tiene que estar en la cabeza cielo, en la cabeza
13. Si, el orgasmo femenino existe, en muchas variantes y muchas veces
14. No, tu madre no es la mejor cocinera del mundo, es Paolo
15. No, un hombre no es gay por decirme cosas bonitas, ni regalarme flores, ni piropearme, ni acariciarme antes de hacer el amor... de hecho te aseguro que ni Paolo ni sus amigos son Gays

He de decirte que esa gran amiga que me animó a salir de esta pesadilla tiene mi edad, mi voz y mi nombre. Es mi parte más racional, mi parte con más autoestima y la parte de mi que he decidido que tome las riendas.

En fin, que lamento mucho si no lo pasas bien en la cárcel. Me encantaría invitarte a pasar unos días en mi casita, pero Paolo y sus amigos tienen una extraña tradición de Punta Cana, que consiste en darle una paliza a los ex maridos de sus amantes cuando aparecen a menos de 10 km de ellas. En esta tradición se incluye partir piernas, patear cabezas... ya sabes, estos chicos tan jóvenes... a veces me siento como una mamá con ellos... menos mal que no me dejan hacer nada en la casa...

Te desea lo mejor:
Tu churri.